7 de enero de 2010

Vida: ámala , disfrútala, vívela!



A diferencia del último mes del año que pasó, entusiasmo, esperanza, energía positiva y ganas de escribir, es lo que sobra, así que como dije al principio de este viaje por las vías virtuales, el papel lo aguanta todo, sigamos pues.

A que se debe el entusiasmo? Bueno, creo que el hecho de no detenerme a investigar porqué, es piedra angular del compromiso que tengo conmigo misma y con mis allegados de disfrutar al máximo todos los segundos de vida que Dios me da. He decidido sentirme BIEN, estar BIEN y me he convencido a mi misma que estar Feliz es una decisión. La felicidad no es un premio que se obtiene después de esfuerzos, penurias, estudios o sufrimientos, después de muchos cocotazos y tiempo perdido, ahora sé que es una actitud, un estado de ánimo.

No puedo hacer recuento de bienes, ni de aventuras, ni romances, tampoco de éxitos, y eso no quiere decir que soy una perdedora o que estoy "en la lama" como decimos por acá, no, pero como dije en mi escrito anterior estoy segura de que la vida que amo, me tiene muchas sorpresas, y dependerá de mi como las maneje, sean buenas o malas, es mi actitud lo que hará la diferencia.


No me extenderé sobre mis conclusiones, el no pensar mucho, es parte del cambio; pero en esta ocasión quiero traer aquí, parte de un escrito del autor Gibran Khalil Gibran que se llama "El Jardín del Profeta" el cual he hallado hermoso y muy inspirador. Es un canto a la vida, y una respuesta poética a esas dudas y dolores que llevamos en nuestros corazones por mucho tiempo y de las que pareciera imposible despegarse. Espero lo disfruten, y puedan ver como yo, entre líneas: ese canto, esa fuerza, la belleza de la vida…


"Y Almustafá miró al pueblo congregado, y los vio a todos: a jóvenes y a viejos, a robustos y endebles, a los de rostro curtido por el viento y el sol, y también a los pálidos; y en los rostros de todos ellos había una luz de anhelo y pregunta..

Y no de ellos habló, y dijo:

Maestro, la Vida ha sido amarga con nuestras esperanzas y nuestros anhelos. Nuestros corazones. están conturbados y no entendemos por qué. Te ruego que nos consueles; y que abras nuestras mentes al significado de nuestras penas.

Y el corazón del profeta se sintió conmovido, lleno de compasión, y dijo:

La Vida es más vieja que todos los seres vivientes; más que la belleza antes de que esta naciera y adquiriera alas en la Tierra; más que la Verdad, antes de que alguien la dijera.

La Vida canta en nuestros sueños, y. sueña cuando dormitamos. E incluso cuando estamos abatidos y rebajados, la Vida está en su trono, y muy alta. Y cuando lloramos, la Vida sonríe a la luz del sol, y es libre hasta cuando arrastramos nuestras cadenas.

A menudo damos a la Vida nombres amargos, pero sólo cuando nosotros mismos estamos amargados y oscuros. Y la consideramos vacía e inútil, pero -sólo cuando nuestra alma vaga por sitios desolados, y cuando el corazón está ebrio de sí mismo.

La Vida es profunda, y alta, y distante; y aunque sólo vuestra más amplia visión puede ver sus pies, la Vida está cerca; y aunque sólo el aliento de vuestro aliento llega a su corazón, la sombra de vuestra sombra cruza su rostro; y el eco de vuestro más tenue grito se convierte, en su pecho, en una primavera, y en un otoño.

Y la Vida está velada y oculta, así como vuestro ego superior está oculto y velado. Sin embargo, cuando la Vida habla todos los vientos se tornan palabras; y cuando vuelve a hablar, las sonrisas de vuestros labios y las lágrimas de vuestros ojos
también se convierten en palabras. Cuando la Vida canta, los sordos oyen, y se quedan extasiados; y cuando la Vida llega caminando, los ciegos la contemplan, se asombran, y la siguen, maravillados, atónitos.


Y Almustafá dejó de hablar, y un vasto silencio reinó en el pueblo congregado; y en ese silencio vibraba un canto nunca oído, y se consolaron todos de su soledad y de su pena."




2 comentarios:

ROSA LA ARAUCANA dijo...

Estamos en el mismo tren, ocupamos el mismo vagon, estamos en asientos contiguos..

Bonito nombre para tu blog..

MUCHA LUZ

lidia dijo...

y si compartimos los mismos dolores,algunas religiones,el silencio alrededor,y de pronto la soledad...muy bueno,encantador trabajo
lidia-la escriba
http://www.deloquenosehabla.blogspot.com