8 de noviembre de 2009

Estación: Un año más



Bueno, llegué. He arribado a un año mas de vida, un año más de viajes y experiencias. Un año de paradas en estaciones de conocimiento, de descubrimientos, de sorpresas y alegrias, de amor, de decepción, de aceptación, de decisión y tambien las acostumbradas estaciones de siempre, la desidia, la soledad, esas estaciones a la que llegamos montados en el Vagon de la Rutina, esas de las que he hablado, esas que no llevan a ningun lado, sin embargo, quiero declarar que no es mas asi, aunque asi haya sido. Ahora, dicen que nuestros pensamientos conllevan a las acciones, y las acciones a los habitos, y los habitos marcarán tu destino.
Tengo la mejor intencion de restructurar la ruta del Tren, (cambio bueno y necesario) y trataré de pasar de largo en esas estaciones grises, llenas de gente y tan solitarias, de silencio cortante, soledad, de incertidumbre y no me sentaré en esa banca de espera, en la que me he dejado ¨aplatanar¨(verbo inventado por mi amada Madre, que indica estar echadota en un sillon, casi en forma de cascara de platano y necesitando fuerza sobre humana para levantarse) y tambien mandar el Vagon de la Rutina a reparacion permanente.
Debo dedicar tiempo a meditar en lo hermoso de la vida, en la estacion del Amanecer por la que pasamos todos los dias, donde sea el sol o la lluvia sale para todos, donde los pajarillos cantan sin esperar aplausos, celebrando la vida. A la estacion llamada Nuevo Dia le llamaré Otra Oportunidad, porque cada dia tenemos el poder de hacer algo o de no hacer, de actuar o no, ese poder y libertad que Dios nos ha dado, el escoger.
Todos los dias llegamos alli, y a veces ni nos damos por enterado, solo nos subimos al Vagón de la Rutina y dale...la misma ruta todos los dias! Mientras tanto, el sol brilla, la lluvia cae, la Tierra gira sostenida maravillosamente por una fuerza invisible, en medio de un Universo inmenso, insondable y hermoso. Sentimos hambre, comemos y no damos gracias por ese alimento que tenemos, por lo rico y delicioso que sabe y huele, por tener el placer de disfrutarlo a traves del sentido del gusto y el olfato, nos parece trivial e intrascendente. Pensar que hay personas en este mundo que no tienen ese alimento o no tienen el disfrute de los sentidos, nos haria valoraralos mas. Hablamos y hablamos, en una carreara contra el tiempo, sin medir nuestras palabras, desconociendo el poder de las mismas. No apreciamos el Silencio, el cual a veces es necesario, y nos es tan dificil silenciar nuestros propios ruidos internos y escuchar nuestro corazon que late cada segundo impulsado por el halito de vida, maquina de vida y energia, que no se detiene desde que estabamos en el vientre como una semilla.
Todo esto pasa mientras vamos alli, montados en el Vagon de la Rutina. A nuestro alrededor voces, de todas clases y tonos, risas, musica, el sonido del viento, el sonido de la lluvia cuando cae, el llanto y la risa de los niños tambien se dan sin que las apreciemos y filtremos entre el mar de ruidos e interferencias que nos quieren bloquear el goce de escuchar. Nada tan dulce como un niño que dice Mami te quiero! o Vamos a jugar! Ahhh!! Hermoso! Gracias Dios por esas bendiciones.
Hermoso escuchar un susurro al oido, aunque no sea el mio, que diga Te amo! Y mas hermoso es sentir en la piel millones de poros abriendo y cerrando al escuchar esa voz que te mueve y te estremece, al sentir el calor del sol, la frescura de la lluvia, el rocio de la mañana y el sereno de la noche. Sentir que te erizas como preambulo del placer, y luego adormecidos se pegan a al piel. Sentimos todos los dias, pero casi nunca, nos tomamos el tiempo para deleitarnos en sus sensaciones.
Todos los dias nuestros ojos se abren, y trabajan incansable y fielmente hasta el momento de dormir. Colores, rostros, paisajes, naturaleza, arte, belleza, letras, todas maravillas que pasan a ser rutinarias y comunes por que asi lo hemos permitido.
Poderes mágicos tenemos, esa bendicion de reir, de expresar alegria y compartir felicidad, ese poder de transformarnos y de transformar, el poder y la bendicion del llanto, que lava nuestra alma del dolor y la tristeza y tambien hace saber al mundo que estamos inundados de alegria, de emocion. El valor, el coraje, la honestidad, la paciencia, el afecto, la amistad, un beso, el abrazo, fuerzas poderosas que nos derriban y nos levantan, nos sostienen y nos acompañan, y nos llevan si las sabemos usar, a las estrellas y mas alla...
Amor y tolerancia, tiquetes que no expiran y nos permiten ir y permanecer en paz donde sea y con quien sea, siempre y cuando asi lo queramos. Fuerza y bastion que nos empuja y nos sostiene, y junto con los sentidos nos permite disfrutar de la belleza de la vida y de la maravilla de estar vivos.
Armados con estos poderes, repleta nuestra maleta de estas bendiciones, podemos alzar nuestra vista al cielo abriendo nuestros brazos y nuestro corazon a Dios, creador maravilloso dador de Amor, y recibir todas estas cosas, conscientes de lo valioso e importante que son, dando Gracias con alegria, regocijandonos en los minimos pero valiosos detalles que son los que hacen la vida hermosa.
Hoy que doy una vuelta mas, en este Tren, quiero dar gracias por todas estas cosas que he tenido y no aprecié, por las que tuve y perdi, por las que quise y no conseguí, por las emociones y alegrias que viví y compartí, por las lagrimas que derramé, por los errores que cometi, por las palabras que callé, por la verdad que hablé y la que escuché, por la inocencia que nos pasma, por el poder ver a mis hijos reir y dormir, por el trabajo realizado y los conocimientos adquiridos, por mi familia, mis amigos, con todos estos compartí, rei, llore, aprendi.....VIVI!
Gracias por el Sol, por la Luna, las estrellas y el Mar, por el agua y el aire, por los animales con quienes compartimos esta Tierra, por los poderes magicos llamados sentidos y por todo ese abanico infinito de emociones y sensaciones que gracias a ellos podemos percibir y sentir.
Todo esto, son sellos estampados diariamente en mi recorrido por esta Vida, en la Estacion Amanecer y Atardecer, y como mencione al inicio de este escrito, que no queria viajar mas en el vagon de la Rutina, quiero, haciendo uso de los tiquetes del Amor y la Tolerancia, subirme acompañada de Fe, Esperanza, Gratitud y Entusiasmo al Vagon de la VIDA y VIVIR y rumbo a Otra Oportunidad!

5 comentarios:

vangelisa dijo...

feliz cumpleaños! te deseo lo mejor
bello texto
besos

Bitácora del Gran Lobo Gris dijo...

El lobo quiere desearte Feliz aniversario.

Aullidos afectivos maquinista

Danilo Gatti dijo...

FELICITACIONES!
un año mas y nada de menos!
siga su viaje!

lidia dijo...

guauu que hermoso texto!bravo..
pase a agradecerte tu comentario inteligente en gaceta...
muchisimas gracias
lidia-la escriba
www.deloquenosehabla.blogspot.com

pasa la casa invita

lidia dijo...

gracias por pasar, un abrazo
lidia-la escriba
www.deloquenosehabla.blogspot.com