29 de diciembre de 2012

Doblando el paracaídas para el aterrizaje

He tomado este escrito prestado, dándole el crédito a su autor para compartirlo en El Tren de la Vida. 


Doblando el paracaídas para el aterrizajeAriadna Hernández de Tejeda (*)

Hace poco escuché a un amigo que es un hombre de empresa, decir “me hice solo” refiriéndose a que inicialmente no necesitó de nadie para sacar adelante su empresa. Su frase, pero sobre todo la convicción con que lo dijo, me dejó de una sola pieza... y sentí pena. ¿Es posible que nadie estuviera a su lado para ayudarle, para darle una palabra de aliento, para siquiera hacerle sentir que no está solo?
.
Finalmente caí en la cuenta que esto no podía ser real, que posiblemente este empresario no tenía en su recuerdo (o no quería tener) el rostro de tantas personas que, estoy segura, le ayudaron de múltiples formas a sacar adelante su hoy exitosa y próspera empresa.
Pensando en este empresario recordé a Charles Plumb , un capitán naval sobreviviente de un combate aéreo en Vietnam.
Plumb es atacado y su avión cae, pero sobrevive por que logra eyectar su asiento y caer a tierra en un paracaídas. Sale libre después de 6 años de prisión de guerra. Plumb cuenta que un día, ya libre, le saluda un hombre que le da un abrazo con mucho afecto. Él no lo conocía (o no lo recordaba) y le dice que fue uno de sus soldados y que vivía feliz de saber que Plumb pudo eyectarse,caer en su paracaídas y lograr sobrevivir.
Yo soy –le dijo- ese soldado que tenía como una de sus funciones asegurar de que todo en su cabina funcione y de doblar su paracaídas para cuando lo necesitara. Vivo feliz de saber que funcionó!! Plumb aprendió en ese instante que muchas personas están en tu vida apoyándote sin que te percates de ello y lo que es peor... sin agradecer esa presencia y esas acciones.
Nunca estamos solos, es imposible “hacerse solo”, lo que sí es posible es creer que podemos “hacernos solos” o no recordar quienes nos apoyaron. Cuántos de nosotros – como el empresario de mi historia o como el mismo Plumb- no hemos reflexionado sobre todo el apoyo que necesitamos de los demás
Siempre hay alguien doblando un paracaídas para nosotros, para que tengamos el mejor de los aterrizajes en esta vida.
Un padre que hace tanto esfuerzo para darnos lo mejor, una madre que deja de comprarse cosas para darte un pequeño gustito, una esposa que sonríe para ti a pesar de estar muy cansada, un esposo que trabaja arduo solo soñando con lo mejor para su familia... pero también un hijo que se queda con poco tiempo de los papás pero aun así corre a abrazarte apenas te ve, o la nana que cuida a tus hijos mientras no estás, o quien limpia tu casa para que la encuentres hermosa, o el amigo que está ahí solo para acompañarte... O ese tío, abuelo, vecino que en algún momento te brindó una palabra de aliento, una sonrisa o su presencia.
Te invito a traer al presente el recuerdo de esas personas, de esos rostros que en algún momento doblaron o están doblando el paracaídas para ti. Pero no solo te quedes en ese hermoso recuerdo, da las gracias y reconoce cuanto amor y aprecio hay para ti en este mundo: consérvelo.
(*) Ariadna Hernández de Tejeda, psicóloga organizacional educativa que actualmente se desempeña como Directora Corporativa de Calidad Educativa en la Universidad Privada del Norte (ciudad de Trujillo, Perú).

2 de noviembre de 2012

Hoy publico este hermoso poema, de la autoria de Raul Adames Franceschi:



POCO A POCO
Poco a poco, te fuiste alejando,
Poco a poco, te quisiste ir,
Poco a poco, me dejaste solo,
Poco a poco, me quedé sin ti.

Todos mis te quiero, quedaron perdidos,
El cariño tuyo, ya no es para mí.
Y mis labios sufren, la ausencia de besos,

De esos que se fueron, al irte de aquí.

Volví a estar errante, en noches muy largas,
Ausentes de afectos, llenas de sufrir.
Noches que tu siempre, supiste llenarlas
De abrazos, de sueños, de vida, de ti!

Me rasgaste el pecho con esta distancia.
Huérfano de amores, ya no se vivir,
Y al quedarme solo, con tantos recuerdos,
El llanto me ahoga al verte partir.




Autor: Raul Adames Franceschi

25 de setiembre de 2012

La PEOR ley de Copyright del mundo: ¡en Panamá!

La PEOR ley de Copyright del mundo: ¡en Panamá! | el blog de @ChrisFaw
Comparto el Articulo de un Panameño preocupado, que nos da a conocer y enciende la alerta sobre esta NEFASTA seudo-ley
Leer esto me ha dejado ...asombrada? consternada? asustada...Hasta Cuando la Maleanteria!

22 de abril de 2012

Dia de la Tierra

En nuestros días, se ha hecho costumbre escoger un día para todo, para recordar, homenajear o con la idea de  crear conciencia sobre algun aspecto de la vida, naturaleza o sociedad. Estos días muchas veces no pasan de una avalancha de publicidad y artículos con palabras que rebotan en la nada, creando un eco débil que se pierde en el vacio. Hoy 22 de abril es Día de La Tierra, y diran: Como puede ayudar el hecho de que la Tierra tenga un dia? Hoy me bombardean con artículos rebuscados sobre la contaminación, la explosión demográfica, el calentamiento global, y todas esas catástrofes apocalípticas que amenazan la existencia  de la humanidad y mañana sigo tirando basura por todos lados, atacando la naturaleza, contaminando el agua o guardando silencio e indiferencia, mientras los "Grandes depredadores" acaban con los recursos naturales sin piedad?
Es aquí en este punto, donde nos preguntamos, para que? Es aqui donde nuestra conciencia hace CLICK y entendemos que la Tierra y todo lo que vive en ella  es parte de nosotros mismos, y sin embargo, eso no nos da derecho a destruirla.  Amarla y respetarla seria lo  menos que podemos hacer por ella, como deberiamos hacerlo por nuestro projimo, por nosotros mismos.  es una simple y sencilla Ley de Vida que aplica para todo. Facil decirlo, y dificil seguirlo. Vemos los resultados de no hacerlo, en la familia, la sociedad, la naturaleza, la tierra...
Adjunto a mi pensar del dia de hoy, un documento que considero la mas hermosa declaración de amor a la Tierra y todos sus recursos.  No se si realmente el Jefe Seattle la escribió, pero siento que es la voz de la Tierra y todos sus hijos la que grita a través de sus letras.... y lo reproduzco una vez mas de las miles que lo han hecho a través de los años, esperando que toque el corazón de algunos pocos, como lo hizo con el mio...y sepa la Tierra que cuenta con unos aliados mas...
El mundo es un lugar peligroso. No por causa de los que hacen el mal, sino por aquellos que no hacen nada por evitarlo.Albert Einstein


Carta del Jefe Seattle al presidente de los Estados Unidos
[Carta: Texto completo]
Jefe Seattle
Nota
El presidente de los Estados Unidos, Franklin Pierce, envía en 1854 una oferta al jefe Seattle, de la tribu Suwamish, para comprarle los territorios del noroeste de los Estados Unidos que hoy forman el Estado de Wáshington. A cambio, promete crear una "reservación" para el pueblo indígena. El jefe Seattle responde en 1855.
El Gran Jefe Blanco de Wáshington ha ordenado hacernos saber que nos quiere comprar las tierras. El Gran Jefe Blanco nos ha enviado también palabras de amistad y de buena voluntad. Mucho apreciamos esta gentileza, porque sabemos que poca falta le hace nuestra amistad. Vamos a considerar su oferta pues sabemos que, de no hacerlo, el hombre blanco podrá venir con sus armas de fuego a tomar nuestras tierras. El Gran Jefe Blanco de Wáshington podrá confiar en la palabra del jefe Seattle con la misma certeza que espera el retorno de las estaciones. Como las estrellas inmutables son mis palabras.¿Cómo se puede comprar o vender el cielo o el calor de la tierra? Esa es para nosotros una idea extraña.
Si nadie puede poseer la frescura del viento ni el fulgor del agua, ¿cómo es posible que usted se proponga comprarlos?
Cada pedazo de esta tierra es sagrado para mi pueblo. Cada rama brillante de un pino, cada puñado de arena de las playas, la penumbra de la densa selva, cada rayo de luz y el zumbar de los insectos son sagrados en la memoria y vida de mi pueblo. La savia que recorre el cuerpo de los árboles lleva consigo la historia del piel roja.
Los muertos del hombre blanco olvidan su tierra de origen cuando van a caminar entre las estrellas. Nuestros muertos jamás se olvidan de esta bella tierra, pues ella es la madre del hombre piel roja. Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el ciervo, el caballo, el gran águila, son nuestros hermanos. Los picos rocosos, los surcos húmedos de las campiñas, el calor del cuerpo del potro y el hombre, todos pertenecen a la misma familia.
Por esto, cuando el Gran Jefe Blanco en Wáshington manda decir que desea comprar nuestra tierra, pide mucho de nosotros. El Gran Jefe Blanco dice que nos reservará un lugar donde podamos vivir satisfechos. Él será nuestro padre y nosotros seremos sus hijos. Por lo tanto, nosotros vamos a considerar su oferta de comprar nuestra tierra. Pero eso no será fácil. Esta tierra es sagrada para nosotros. Esta agua brillante que se escurre por los riachuelos y corre por los ríos no es apenas agua, sino la sangre de nuestros antepasados. Si les vendemos la tierra, ustedes deberán recordar que ella es sagrada, y deberán enseñar a sus niños que ella es sagrada y que cada reflejo sobre las aguas limpias de los lagos hablan de acontecimientos y recuerdos de la vida de mi pueblo. El murmullo de los ríos es la voz de mis antepasados.
Los ríos son nuestros hermanos, sacian nuestra sed. Los ríos cargan nuestras canoas y alimentan a nuestros niños. Si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben recordar y enseñar a sus hijos que los ríos son nuestros hermanos, y los suyos también. Por lo tanto, ustedes deberán dar a los ríos la bondad que le dedicarían a cualquier hermano.
Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestras costumbres. Para él una porción de tierra tiene el mismo significado que cualquier otra, pues es un forastero que llega en la noche y extrae de la tierra aquello que necesita. La tierra no es su hermana sino su enemiga, y cuando ya la conquistó, prosigue su camino. Deja atrás las tumbas de sus antepasados y no se preocupa. Roba de la tierra aquello que sería de sus hijos y no le importa.
La sepultura de su padre y los derechos de sus hijos son olvidados. Trata a su madre, a la tierra, a su hermano y al cielo como cosas que puedan ser compradas, saqueadas, vendidas como carneros o adornos coloridos. Su apetito devorará la tierra, dejando atrás solamente un desierto.
Yo no entiendo, nuestras costumbres son diferentes de las suyas. Tal vez sea porque soy un  salvaje y no comprendo.
No hay un lugar quieto en las ciudades del hombre blanco. Ningún lugar donde se pueda oír el florecer de las hojas en la primavera o el batir las alas de un insecto. Mas tal vez sea porque soy un hombre salvaje y no comprendo. El ruido parece solamente insultar los oídos.
¿Qué resta de la vida si un hombre no puede oír el llorar solitario de un ave o el croar nocturno de las ranas alrededor de un lago?. Yo soy un hombre piel roja y no comprendo. El indio prefiere el suave murmullo del viento encrespando la superficie del lago, y el propio viento, limpio por una lluvia diurna o perfumado por los pinos.
El aire es de mucho valor para el hombre piel roja, pues todas las cosas comparten el mismo aire -el animal, el árbol, el hombre- todos comparten el mismo soplo. Parece que el hombre blanco no siente el aire que respira. Como una persona agonizante, es insensible al mal olor. Pero si vendemos nuestra tierra al hombre blanco, él debe recordar que el aire es valioso para nosotros, que el aire comparte su espíritu con la vida que mantiene. El viento que dio a nuestros abuelos su primer respiro, también recibió su último suspiro. Si les vendemos nuestra tierra, ustedes deben mantenerla intacta y sagrada, como un lugar donde hasta el mismo hombre blanco pueda saborear el viento azucarado por las flores de los prados.
Por lo tanto, vamos a meditar sobre la oferta de comprar nuestra tierra. Si decidimos aceptar, impondré una condición: el hombre blanco debe tratar a los animales de esta tierra como a sus hermanos.
Soy un hombre salvaje y no comprendo ninguna otra forma de actuar. Vi un millar de búfalos pudriéndose en la planicie, abandonados por el hombre blanco que los abatió desde un tren al pasar. Yo soy un hombre salvaje y no comprendo cómo es que el caballo humeante de hierro puede ser más importante que el búfalo, que nosotros sacrificamos solamente para sobrevivir.
¿Qué es el hombre sin los animales? Si todos los animales se fuesen, el hombre moriría de una gran soledad de espíritu, pues lo que ocurra con los animales en breve ocurrirá a los hombres. Hay una unión en todo.
Ustedes deben enseñar a sus niños que el suelo bajo sus pies es la ceniza de sus abuelos. Para que respeten la tierra, digan a sus hijos que ella fue enriquecida con las vidas de nuestro pueblo. Enseñen a sus niños lo que enseñamos a los nuestros, que la tierra es nuestra madre. Todo lo que le ocurra a la tierra, le ocurrirá a los hijos de la tierra. Si los hombres escupen en el suelo, están escupiendo en sí mismos.
Esto es lo que sabemos: la tierra no pertenece al hombre; es el hombre el que pertenece a la tierra. Esto es lo que sabemos: todas la cosas están relacionadas como la sangre que une una familia. Hay una unión en todo.
Lo que ocurra con la tierra recaerá sobre los hijos de la tierra. El hombre no tejió el tejido de la vida; él es simplemente uno de sus hilos. Todo lo que hiciere al tejido, lo hará a sí mismo.
Incluso el hombre blanco, cuyo Dios camina y habla como él, de amigo a amigo, no puede estar exento del destino común. Es posible que seamos hermanos, a pesar de todo. Veremos. De una cosa estamos seguros que el hombre blanco llegará a descubrir algún día: nuestro Dios es el mismo Dios.
Ustedes podrán pensar que lo poseen, como desean poseer nuestra tierra; pero no es posible, Él es el Dios del hombre, y su compasión es igual para el hombre piel roja como para el hombre piel blanca.
La tierra es preciosa, y despreciarla es despreciar a su creador. Los blancos también pasarán; tal vez más rápido que todas las otras tribus. Contaminen sus camas y una noche serán sofocados por sus propios desechos.
Cuando nos despojen de esta tierra, ustedes brillarán intensamente iluminados por la fuerza del Dios que los trajo a estas tierras y por alguna razón especial les dio el dominio sobre la tierra y sobre el hombre piel roja.
Este destino es un misterio para nosotros, pues no comprendemos el que los búfalos sean exterminados, los caballos bravíos sean todos domados, los rincones secretos del bosque denso sean impregnados del olor de muchos hombres y la visión de las montañas obstruida por hilos de hablar.
¿Qué ha sucedido con el bosque espeso? Desapareció.
¿Qué ha sucedido con el águila? Desapareció.
La vida ha terminado. Ahora empieza la supervivencia.
FIN





31 de enero de 2012

El Poder de las Palabras

Siempre se ha dicho que las palabras tienen poder, y que de la abundancia del corazon, habla  la boca.  Tambien  se dice que la palabra lanzada no se puede recoger...en fin el poder de la palabra es desconocido por nosotros.  Creo que lo usamos, pero sin saber que lo estamos haciendo, lo que es lo  mismo que no usarlo! La mayoria de las veces  las palabras se vuelven en nuestra contra mas de lo que lo que pudieran beneficiarnos.
En este año, le dare un valor a mi silencio, pues si no tengo las palabras adecuadas, o son portadoras de malas noticias, criticas e insensatez, es mejor callarse.  Como dicen calladita me veo mas bonita.
Y si digo o escribo algo, tratare de usar palabras de aliento, buen humor, optimismo, amor, tolerancia, y todas las palabras que conlleven un mensaje de buena vibra.  Al final, es eso lo que todos buscamos no? 

20 de noviembre de 2011

El Vagon del Coraje

     Yo por aqui otra vez. Y sin mucha ceremonia de celebracion por el regreso a mis escritos, me ire directo al tema que me ocupa hoy. El Coraje.  Buscando en el diccionario el significado de la palabra coraje, encontre lo siguiente:  fuerza mental o moral para aventurarse, perseverar y soportar el peligro, el miedo o dificultad. Me pareció una definición explícita y completa. Sin embargo, que significa para mí? Me atrevo a decir que va a ser una definición diferente para cada persona que se hace esta pregunta a sí mismo. Para mi significa algo como lo siguiente....     El valor es la fuerza que te hace levantarte cuando te caes. Es el instinto, el motor, la motivación que te hace sacudir el polvo y seguir hacia adelante con la frente en alto y sin mirar hacia atras. La mayoría de nosotros hemos tenido reveses en la vida, ya sea la pérdida de un ser querido, la pérdida de un puesto de trabajo, la lucha que se lleva cuando una enfermedad, ya sea propia, de un familiar o un amigo, nos aqueja; son situaciones  ampliamente conocidas. La diferencia radica en la actitud. Y para mi, es un acto de valentía,  hacer frente a cualquiera de estas situaciones difíciles con una actitud positiva! Con esto quiero decir que enfrentar nuestras propias limitaciones y superar la adversidad, es un acto de fe, un acto de coraje.     También es la fuerza que alguien utiliza para defender una causa, no usar la violencia, no mediante la manipulación, sin esperar recompensa, sólo la consecución de los motivos por los que estamos luchando. Este tipo de valor es noble y no es común. Sólo los grandes espíritus han sido propietarios de este tipo de valor.  Gente como Nelson Mandela, Martin Luther King, Mahatma Gandhi y la Madre Teresa de Calcuta han sido valientes en una forma desconocida para la mayoría. Ellos lograron grandes avances para sus compañeros; la defensa de los derechos humanos, la discriminación, la pobreza y la libertad. Ellos fueron personas muy valientes!      Ahora, para mí hay otro tipo de valor y es aquel que te empuja a seguir tus creencias y sueños por sobre todas las cosas. No hay fuerza humana que pudiera detenerte, cuando en realidad quieres y crees en algo. Necesitamos coraje para seguir nuestros sueños, a pesar de que estos sueños parecen estar lejos de la realidad, o pudieran convertirse en realidad en un ambiente que no es el correcto para crecer o vivir, pero aun asi continúas.alimentandolo, cuidando y abonanda la semilla, regandola con dedicacion todos los días. Se requiere valor, coraje para ser perseverante y no darse por vencido.      Para concluir, yo diría que el valor es la suma de muchas cosas: esperanza, deseo, voluntad, perseverancia, disciplina y fe. El valor es la chispa que encendió este fuego, que  arde intensamente para iluminar el camino de aquellos que se atreven a seguir sus sueños.
El coraje es la primera y mas importante de las cualidades humanas, ya que es la cualidad que garantiza que las demás existan.   Aristoteles.