4 de octubre de 2009

Llévame de vuelta atrás


Llévame de vuelta al principio

Hey….donde estoy? …Uff que es esto? Mi nombre es Rosy….pero, donde estoy? Donde está Billy? De repente todas las imágenes de momentos de mi vida, emociones y sentimientos desde mi niñez han pasado por mi mente rápidamente como una película a alta velocidad. Que está pasando? Hmmm…huele como a vainilla, y que es esa luz? Es muy brillante. No sé donde estoy pero siento una gran paz que viene de dentro de mi ser, no siento mi corazón latir con miedo…ohh!...Donde esta Billy?

Ohh, mi cabeza! Me duele mucho!...Que pasó? Mi nombre es Billy y estoy en…Donde estoy? Uff, mi cabeza parece va a explotar, y mis piernas están duras, frías e inmóviles…ohhh como duele! La ultima cosa que recuerdo es…Ohh noo! Rosy, mi Rosy…

Cuantas veces tuve la oportunidad de deleitarme escuchándola sonreír. Cuan encantador era esta sonrisa a mis oídos, como canto de sirena.

Recuerdo cuando nos conocimos, fue en la fiesta de graduación de nuestra promoción. Ahí estaba ella, moviéndose con gracia al compás de la música, como un sueño mío hecho realidad. La decoración del lugar era en tonos rosados: suaves, cálidos, perlados, como ella. Caminé hacia ella y le invité a bailar. Estaban tocando esa canción que dice: ♪♪Nadie dijo que esto era fácil, ohh llévame contigo de vuelta al principio!

Yo estaba enmudecido, respirando, palpando su presencia, mis sentidos estaban llenos de su dulzura y de su energía, de su calidez…Debí decirle cuán feliz me hacía en ese momento! Debí decirle cuanto la amaba desde antes de conocerla ese día, que ella había vivido en mis sueños desde siempre…

Hoy me decidí. La invité a aquel pequeño pero acogedor parque en la costa frente al mar, donde éste se encuentra en secreto con el cielo, y parecen tocarse suavemente allá en el horizonte. Estaba decidido a decirle todo esos sentimientos y emociones que ella había despertado en mi, y estaba tratando de buscar las mejores palabras para expresarme, tratando de practicar un gesto amoroso que acompañara mi declaración e impresionarla favorablemente …OHH no, Dios Mio!! Ahora veo, ahora recuerdo, estaba tan absorto en mis pensamientos, cuando ese camión nos golpeo de frente en la curva. Por qué esperé tanto tiempo para hablarle? Veo mi auto rodando cuesta abajo en el precipicio…Perdí el control y perdí la oportunidad.

Desperdicié todos los momentos que ella me brindo, cuando tomaba mi mano para caminar, cuando me prestaba atención mientras yo discursaba algún evento cotidiano, cuando me miraba a los ojos tratando de leer lo que había detrás…he sido un tonto…no le dije cuanto la amé.

Ahora, no siento más mis piernas , ni mis manos…ya no están…Solo siento su olor, su calidez, su energía, sus ojos y ese aroma de vainilla…Por favor Rosy, llévame contigo de vuelta al principio!

Billy, estás sintiendo la misma paz que siento yo? No sé donde estoy ni dónde tu estás, pero aquí en mi corazón te quedarás…Te amaré por siempre, ven, te llevaré conmigo de vuelta al principio…


1 comentario:

vangelisa dijo...

pues si, buena reflección, siempre dejamos las cosas que queremos decir para mañana...y puede que entonces sea tarde.
y ya por más que quieras no hay marcha atrás.
me gustÓ!