25 de febrero de 2009

Teletransportacion?? Como asi?


El tren listo para partir...Pasajeros listos a abordar el tren, Destino: No sé, que cosa? que fue lo que me perdí?. Me ha pasado, y me sigue pasando, (espero que no muy seguido) que me voy, me teletransporto y como siempre metáforicamente, voy en el tren, y de repente se me olvido o no se lo que quiero o hacia donde ir. Ahh, claro no nos gusta reconocer que muchisimas veces, estamos como decimos en buen panameño: en Bosnia (sin ofender a los Bosnios) o pensando en pajaritos preñados, en la inmortalidad del cangrejo o la muerte de la yegua vieja. En fin, nuestra cabecita se ocupa de estos litigios filosóficos tan profundos, que nos ausentamos de la realidad, ponemos el piloto automatico y hacemos nuestro recorrido diario sin novedades en el frente. Que tan seguido tenemos estos viajes?
Haciendo mi mejor esfuerzo en ser honesta, reconozco publicamente, que muchas veces estoy allá, en la frontera de Bosnia con Herzegovina, pensando en nada, esperando que una señal del cielo me muestre y entregue de primera mano mi asignacion o me diga por donde debo ir, o que debo hacer.
Muchas veces el acelerarse, nos hace tomar decisiones prematuras, que nos traen consecuencias, sin embargo, el estar estacionado todo el tiempo, no nos lleva a ningun lado, ni siquiera al lugar equivocado. Entonces, que? debo tener mi mente ocupada todo el tiempo teniendo siempre un plan A, B y C (por si las moscas) o tener siempre una respuesta rapida, rauda y veloz a todo lo que nos digan y no darle un minuto de sosiego a mi cabecita? Nooo, tampoco asi, o veremos salir humo! Esos momentos de blanqueo mental, son saludables, lo malo es cuando se hacen muy comunes, y se convierten en un estado de animo permanente.
Y la pregunta sería: Como lograr que mis visitas a Bosnia, no afecten mi desempeño y que mis analisis filosóficos existencialistas coexistan en armonía con los momentos de iluminación, creatividad, coraje y decisión que son necesarios? Creo que no existe una fórmula o procedimiento que funcione igual para todos, y como dicen que cada cabeza es un mundo, trataré de estar pendiente de esos viajes intergalacticos y si se dan, que no sean tan notorios, que solo se den cuando son necesarios. Y... cuando pueden ser necesarios?
-En un momento de discusion acalorada, donde alguien con intención y alevosía trata de robarte tu calma...pues en ese momento, viaja, vete lejos (mentalmente claro!!) y veras que el que pierde la calma es tu contraparte o agresor, ya que se da cuenta que su lirica ponzoñosa no envenena, ni pica... no surte el efecto buscado! Y tu, impasible, eterea, impavida escuchas la alaraca como si estuviera debajo del agua, como un zumbido lejano, y te vas, viajas a la tierra del cangrejo o de la yegua vieja y te quedas ahi hasta que el otro se canse y reconozca que su veneno no funciona, y se lo inyectó a si mismo. Este escenario puede darse en tu trabajo, en tu casa, con tu vecinos, con tu media naranja, tinieblos, etc, etc. Si sientes que alguien te ataca con o sin razon, y sabes que discutir no llevara a ninguna parte, apliquemos la teletransportacion y zas!! Es como decir al bagazo, poco caso...o caso omiso!!
Despues de todo, teletransportarse sin hacerlo de vicio o porque si; como medio de escape a este tipo de situaciones, puede ser conveniente, eso si sin abusar, no vaya a ser que nos sintamos muuuyyy cómodos y nos quedemos asi y por allá todo el tiempo, así tampoco..!!

1 comentario:

Jeannette Tejeira Pasco dijo...

Aprender a hacer empatía con los demás y no dejar que nos afecten nuestras emociones... muy interesante el artículo!!!