1 de marzo de 2010

Me dejo llevar....


El aire tiene su olor,
entre salado y dulce
ese olor que me transporta,
cómplice el viento lo trae hasta mi,
penetra en mi cuerpo,
corre por mis venas,
y me dejo llevar...
El mar se encrespa,

me subo a su proa

me enfrento a su viento
y me dejo llevar
me hunde, me eleva,
hasta la luna me lleva
cual marea atraída por su gravedad.
Floto, me ahogo cierro los ojos,
respiro en mis poros
y le dejo entrar
en mi boca en mi cuerpo

cual agua de mar
que dulce y salada

me hace vibrar
Vibrar con sus olas
flotar en su mar

ese mar que me absorbe

y no quiero dejar
La ola se eleva
con fuerza se da
se acerca a la orilla
y sin aire tomar

me lleva ceñida

a su lecho de sal

me aprieta y me sube

a la cima del mar
dejandome exhausta
y en su suave jugar
un grito silencioso

debajo del mar

y me dejo llevar

El viento, su cómplice
me hace soña
r
y querer siempre estar
en su olor salado y dulce

en su cuerpo de mar.

2 comentarios:

Bitácora del Gran Lobo Gris dijo...

todo lo sentido es poema.

lidia dijo...

ANETT, comova esa bella vida? todo bien?
asi lo deseo,vengo a agradecer tu sentido comentario poeta,en gaceta se agradece como se agradece el agua todos los dias!
un abrazo
lidia-la escriba